Cuatro trazas en la vida de Renny, el Número 1

Escrito por admin el . Publicado en Arte y Espectáculos

Compártelo

 

Renny-OttolinaA Renny Ottolina se le esperaba en el GRAN SALON DEL HOTEL CONCORDE aquel 16 de marzo de 1.978.

Pepe Escudero, Presidente de la Asociación de Ejecutivos  del Estado Nueva Esparta, organizó una cena para el candidato presidencial Renaldo José Ottolina Pinto, del partido MIN para las elecciones del siguiente año.

Era una charla con su propuesta y planes de gobierno.

GUALBERTO IBARRETO, en su más estelar momento, había sido contratado para animar la concurrencia en la lujosa hostería de los hermanos González Gorrondona.

El ambiente era muy festivo en un exclusivo lugar para un poco más de cincuenta invitados especiales.

Pasadas las diez de la noche, con cierta angustia, entre asombro y algunas caras largas, anunciaron que el evento había sido suspendido por el anuncio de la repentina desaparición de la avioneta Cessna 310 que transportaba a la isla a Renny Ottolina y a su equipo de campaña comandado por el piloto Carlos Olavarría, el periodista Ciro Medina, Cesar Oropeza y el productor de TV Luis Duque.

El Renny político

Los hermanos Vinicio y Parsifal de Sola,  fundadores  de la  organización Movimiento de Integridad Nacional, MIN, ilusionaron al célebre animador para incursionar en la política, diseñaron su tarjeta electoral y se identificaron con los lentes del prestigioso valenciano.

Entonces, Renny tenía un espacio en la emisora Radio Uno en el cual seguía con sus punzantes críticas al gobierno de Carlos Andrés Pérez, programa que a la larga sería cancelado, hasta culminar su carrera radial en la emisora caraqueña Radio Aeropuerto, donde transmitió su último programa el día de su muerte.

La avioneta se estrelló en las inmediaciones del pico Naiguatá a las 5.35 de la tarde.

Las autoridades tardaron una semana en localizar los cadáveres.

Se ha llegado a afirmar, sin pruebas suficientes, que el siniestro tiene todas las características de un sabotaje aéreo.

El Renny polémico

El animador cultivó sus enemigos.

El “Éxito y el orgullo provocan antipatías”, dijo un Premio Nóbel.

Cuando él regresó a Venezuela de EE.UU bajo un acuerdo con la compañía CBS para organizar la estación televisiva CVTV (Cadena Venezolana de Televisión), conocida como Venezolana de Televisión, de la cual fue su primer gerente, se enemistó con mucha gente.

Mucho antes de salir al aire, los  desacuerdos era marcados y evidentes entre Ottolina y los socios de la empresa, ya que el animador quería participación accionaria en la empresa, la cual le fue negada.

Este incidente hizo que Renny Ottolina regresara a Radio Caracas Televisión (RCTV) como el pionero de los productores independientes con dos programas.renny ottolina 2

 “El Show de Renny” con formato de revista de variedades todos los al mediodía y “Renny Presenta” programa musical estelar emitido solo los dias domingos.

Allí presentó a diversos artistas extranjeros como Ray Charles, Tom Jones, Stevie Wonder, Miriam Makeba, Paul Anka, Ella Fitzgerald, Doménico Modugno, Elis Regina, Raphael, Charles Aznavour y Mina Mazzini, por solo nombrar algunos.
Y respaldó venezolanos como Magdalena Sánchez, Alfredo Sadel, el Trío Venezuela, Raquelita Castaños, Mirla Castellanos, José Luís Rodríguez, Los Darts y Cherry Navarro.

¡Hechos históricos innegables!

El Renny familiar

Renny fue especialmente familiar.

De ascendencia italiana, hijo de Francisco Ottolina y de Ana Mercedes Pinto, nacido en Valencia el 11 de diciembre de 1928.

Pese a su divorcio con Reneé Lozada, se condujo de manera pulcra y prudente con su ex-cónyuge para no alterar la vida en familia, particularmente de sus tres amadas hijas: Rina, Rena y Rhona Ottolina Lozada, pues su hijo varón Ronny había fallecido.

Terrible fue conocer el diagnostico de los especialistas, en el accidente de Rhona, su hija consentida, cuando clínicamente se dijo que no volvería a caminar.

Fue una mala hora, un hecho inexorable que le dejó un abatimiento y pena por el resto de sus días.

Lo de Rhona le resultó insalvable, duro.

Tal como la muerte temprana de su único varón Ronny.

El Renny no querido

Como todos los hombres como él, indómitos de carácter, dueños de su verdad y trascendentes, muchos venezolanos le expresaron su aversión y malquerencia.

No fue tan reverenciado, como algunos aseguran.

Su lado artístico fue diligentemente separado de su actitud personal y se le catalogó de soberbio, hostil, paleto y falso letrado.

Sin embargo, sí dejó sembrada con derecho su arrogancia para los muchos que siempre le admiraron.

Y que todavía lloran su muerte.

Tenía apenas cincuenta años, en la carrera por el sueño no realizado de conquistar la Presidencia de la República, tras hacer añicos al poderoso bi-partidismo de AD y Copei.

¡Un hecho que precisamente sucedió veinte años después!

 

CAC-.

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.