El pibe Valderrama está molesto con la selección de Colombia

Escrito por admin el . Publicado en Deportes

Compártelo

PIBE-VALDERRAMAY tiene razones para estar molesto.

Sostiene Valderrama que esa Colombia que jugó contra Argentina, no es la Colombia que él deseaba ver. Esta fue una Colombia insípida, una Colombia que es ajena a sus principios futbolísticos como es el tratamiento de la pelota y atacar, no a especular y mucho menos a jugar a la defensiva.

Ya el señor Valderrama en días anteriores, había mostrado su inconformidad por la forma de jugar la selección de su país.

Afirmaba, que no se estaba generando juego (en alusión a James Rodríguez), aunque justificaba la inclusión del ahora ineficiente “Tigre” Falcao.

El mismo “Patrón” Jorge Bermúdez, que ahora luce 20 años menos que cuando jugaba, también mostraba reservas, mientras que su compañero, el “Gordo”  Marocco acudía a pócimas, pepas de Zamuro, corbatas amarillas como Bilardo, cábalas (cabulero, dicen los Argentinos), creyendo que los malos planteamientos se solucionan con estos menjurjes.
Todos nos preguntamos: ¿Qué pasó con Néstor Pekerman? ¿Respetó demasiado a su  querida Argentina?  ¿Tuvo un lapsus mental producto de su avanzada edad? ¿Está  a las puertas del nuestro Alzheimer de cada día?.

No lo sabremos hasta que veamos los resultados de las eliminatorias.

Allí verificamos si ha sido lo de la Copa América, una especie de función

impulso súbito mental pasajero (como  describe matemáticamente Cheo la función impulso. No tiene magnitud, pero ayuda), o es simplemente, que el “Sepulturero de películas vaqueras” se le jodió la pensante.

Es Colombia, el país además de Argentina, el que más produce delanteros en América, ya que Brasil está en sequía, Uruguay y Chile tal cual y sale a jugar ante Argentina colgado del arco.

Lo salva el extraordinario arquero David Ospina, si no, se llevan seis como antes.

Los colombianos, esperaban mucho más de esta pálida y conservadora selección dirigida por un argentino, que siempre será argentino, que jugó a empatar y lo logró.

Cada vez, que un argentino enfrenta a su país como técnico foráneo, juega al empate.

Le pasó a Passarela con Uruguay, al mismo Martino con Paraguay, a Ramón Díaz días atrás.

Al mismo Carlitos Gardel le ocurrió durante el mundial del 30, le cantó los mismos tangos a cada selección, y luego se encerró en un hotel a escuchar el juego por radio.

Se “Enquistó”  el sepulturero con un jugador que viene de Europa de ser un jugador del banco, “quebrado. Lo pone de capitán, y deja por fuera a tres delanteros de primera línea; uno de ellos, está por encima de los otros tres y es que  el señor Martínez  no es banco en ningún equipo europeo, está sentado, molesto y entra frío, como un segundón a salvar situaciones perdidas.

Es esta copa, un torneo de fútbol caribe, más que caribe muy sureño: patadas, mentadas, ofensas, digitales, como dicen los mediocres: “Todo es válido con tal de ganar”.

A Neymar se la tenían guardada y el joven y genial jugador cayó en su terreno, en la trampa.

En el juego contra Colombia el “buenito de Zúñiga”, le dijo a Neymar que si se ponía a hacer payasadas (fintas, dribling, bicicletas, sombreritos, rabonas y demás florituras), lo enviaría de nuevo al hospital y esta vez iba a quedar en silla de ruedas.

El Chico le respondió: “Después me llamas disculpándote HP”.

Luis Rojas Cedeño comenta el juego Colombia - Argentina con los ex-profesionales zulianos Luis Hernandez y Roque Vera

Luis Rojas Cedeño comenta el juego Colombia – Argentina con los ex-profesionales zulianos Luis Hernandez y Roque Vera

Ya estaba sentenciado. Todos los árbitros contra Neymar, en el partido contra Colombia cada vez que tocaba la pelota se escuchaba en la tribuna el grito: ”Payaso”.

El árbitro CHILENO, lo siguió a la puerta del túnel, a provocarlo, cuando bastaba su informe; entonces, el joven jugador estalló: Cuatro fechas y chilenos y colombianos felices.

Elio Rossi, periodista cordobés, los denominó: “jugadores malparidos”, luego, se retractó, o lo hicieron rectificar; pero la noche  del Colombia-Argentina, al culminar el partido, Elio Rossi  mostraba una amplia sonrisa, había dado en el clavo, esa noche era el periodista más solicitado de la patria de San Martín y Rosas.

Pekerman, le puso marca personal a Messi y a Agüero, coño, ni en Europa.

Puso a Teo a marcar, y Gutiérrez se molestó, él nunca ha jugado para marcar, es un delantero, él debía acompañar al solitario Martínez, sacrificado, se nota que no es de la predilección del sepulturero.

Teo hizo un gesto que pocos vieron hacia el sepulturero y este lo liquidó.

Arias se cansó de pegar, y cuando Messi le reclamó al árbitro, éste como cualquier tipo ignorante, de esos que en una partida del barrio no lo meten ni de arquero, solo le queda ser árbitro y responde como el de Colombia vs Argentina: “Juegue, que esta chingada es de hombres, esto es América”.

Y lastimosamente, este burro con carnet de FIFA tiene razón: Estamos en esta nuestra América.

Tiene razón en quejarse Messi, Neymar, el maestro Tavares, Elio Rossi, y principalmente Carlos Valderrama, él tampoco hubiera jugado a la defensiva para el sepulturero  venido de Argentinos Junior.

Ahora le queda a Pekerman soportar las mega críticas del  exigente periodismo deportivo colombiano que no perdonan ni a la madre empezando por el doctor Vélez.

Luis Rojas Cedeño.-

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.