El Simadi con mínima oferta del dólar

Escrito por admin el . Publicado en Economía

Compártelo

dolar-GDesde que arrancó el Sistema Marginal de Divisas (Simadi) ha representado menos del 5% de la liquidación diaria de divisas, mientras que las transacciones de Cencoex-Sicad se llevan más del 95% de las aprobaciones, esto según la publicación del Banco Central de Venezuela.

Sin embargo, en este informe  diario del BCV no se refleja la cantidad en dólares que se asigna para cada uno de los sistemas o sectores, Situación, que en opinión del economista José Useche, se relaciona con que este año “estamos sin información de los indicadores”, tanto inflación, PIB y otros de los datos.

Resulta imposible hablar entonces de una cifra real de liquidación del Simadi, precisamente, porque no se ofrece la información, reitera Useche.

Aunque entre quienes  se dirigen al Simadi manifiestan que la oferta durante este primer semestre del año no ha cubierto la demanda de la moneda norteamericana.

Ante esta mínima oferta del dólar Simadi, especialistas consideran que no ha cumplido con su objetivo. Este Sistema Marginal, enmarcado dentro del Convenido Cambiario número 33,  comenzó a operar desde el pasado 12 de febrero, con una  primera tasa de cierre de 170,03 bolívares por dólar con la intención de eliminar al “dólar paralelo”, que para esa fecha estaba en menos de 200 bolívares por divisa, y segundo, buscaba satisfacer esa población que requería del billete verde para importaciones generales, principalmente.

El Gobierno nacional, por medio del BCV  dejó claro que las prioridades como alimentos, medicinas y requerimientos del Estado se nutrirían del Cencoex a tasa de 6,30 bolívares por dólar, otros sectores acudirían a subastas del Sicad con tasa de Bs. 12,00 por dólar, mientras que el resto debía ir al Simadi.

Esto  debido a que los ingresos petroleros bajaron drásticamente, a causa de un barril venezolano menor a $60.

Es así como nace este  mecanismo que debía ser de libre fluctuación de precio de la divisa a través de la oferta y la demanda donde  intervendrían particulares, empresas y el Estado.

Precisamente, esa dependencia de los ingresos petroleros es lo que ha mantenido reducido esa oferta, pues como ha dicho el economista Víctor Álvarez  las  “divisas en el Simadi seguirán dependiendo de la menguada renta petrolera”.

El especialista, en su más reciente artículo sobre el Simadi, destaca que el sistema fue creado en especial para privados, pero “pareciera  que  nuevamente la intervención oficial (BCV) frena la estabilización del Simadi en un nivel donde se equilibren la oferta y la demanda de divisas privadas”.

Éste recomienda que “si realmente se quiere incentivar una oferta de divisas de origen no petrolero, el Simadi tiene que ser un régimen cambiario de flotación libre, sin intervención estatal que intente frenarlo para evitar que rompa o se aleje de la nueva barrera psicológica de 200 Bs/$, tal como se ha observado en las últimas semanas”.

Mientras así está el Simadi, el paralelo sigue tomando fuerza y de los 189 bolívares por dólar que tenía en febrero pasado llegó el viernes pasado a superar la barrera de los 500 bolívares por dólar.

El economista Jesús Casique hizo esta semana un análisis sobre el segundo aumento al salario  mínimo y lo  comparó con el Simadi: “Cuando medimos el salario mínimo al tipo de cambio Simadi, que corresponde a Bs. 198  el tipo de cambio por dólar, es $ 37 mensual, esto significa que (…) el salario mínimo está pulverizado por el tipo de cambio y por la inflación, una inflación que debe estar cerrando el año  entre 160% y 168%”.

A su vez, José Useche acotó que ante este escenario “no entiendo cómo pueden aún existir  tres tipos de cambio en el país, porque el diferencial entre tasa mínima Cencoex Bs. 6,30 y la tasa máxima Simadi Bs. 198 lo que conduce es a más corrupción”.

Luis Boscán, economista, dijo en entrevista reciente a PANORAMA que el Simadi “fue una medida correcta, lógica y acertada. Fue el primer intento de reconocer formalmente la situación que vivimos, empero, a estas alturas ya no resuelve, pues  no puede ir sola”.

Lo cierto es, que finalizado el primer semestre se observa que la demanda del Simadi sigue insatisfecha, y eso se reflejada en que el “paralelo” está en vías a llegar a los Bs. 550  por dólar en corto plazo. Especialistas coinciden en que se deben tomarse  políticas económicas urgentes.

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.