Conozca por qué falló el cálculo de combustible del piloto de Lamia (detalles)

Escrito por admin el . Publicado en Entérate Ya

Compártelo

piloto-lamia-banner-630Uno de los accidentes aéreos más catastróficos de este 2016, fue el descenso en Medellín del avión que transportaba al equipo de Chapecoense.

Es evidente, que el piloto Miguel Quiroga calculó de forma incorrecta el combustible del avión y peor se puso la situación debido a la seguridad que transmitió al hablarle a su tripulación y a los operadores aéreos de Bolivia, quienes le dieron vía libre para despegar: “Lo hacemos en menos tiempo, no se preocupen”.

Desde el inicio, la programación del vuelo fue incorrecta para ese tipo de aeronave. El avión de Lamia tenía el combustible justo para llegar en cuatro (4) horas y 22 minutos al Aeropuerto de Rionegro, en Medellín.

No contaba con resto suficiente para dirigirse a uno alternativo en caso de alguna emergencia o de que esa estación aérea debiera cerrar su pista por algún accidente.

A continuación le presentamos la explicación de un experto en aeronavegación:

“Los aviones consumen menos combustible cuando vuelan a velocidad crucero a alta altura. Al momento de descender, para ahorrar más combustible, muchos pilotos bajan la nariz y sacan potencia a los motores. Es una práctica común.

Pero lo que seguramente se ahorró al comenzar su descenso volvió a perderlo de manera más rápida cuando desde la torre de control de Medellín le dijeron que aún no podía aterrizar y comenzó a dar vueltas. En ese momento debió aumentar -a una altura mucho más baja de la que mantenía desde su salida de Bolivia- la potencia a los motores que antes había ‘relajado’. Mantener esa potencia fue lo que le costó mayor ‘pérdida’ de combustible.

Ese tiempo, esos minutos, sin advertir a los controladores que estaba con poco combustible y luego en emergencia, fue fatal. Allí perdió el poco combustible que le quedaba y sucedió lo que nadie esperaba”, finalizó el experto que prefirió no revelar su identidad por su seguridad personal.

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.