Larry Salinas : “La coral integrada de Guayana con mis niños especiales ya estamos en Maracaibo”

Escrito por Redacción el . Publicado en Informativos

Compártelo

A1Larry Esperamos a todo el publico en general a disfrutar de manera Gratuita de un hermoso concierto, Este Jueves 25 de Abril estaremos presentando un espectáculo cargado de amor y alegría,  que es lo que mis niños saben desbordar con facilidad, y acompañado del talento especial que dios les ha dado les esperamos a las 7.30pm en las instalaciones de la iglesia mormona ubicada en la calle 73 entre Av 15 y 14A al lado de Urgencias Medicas.

Larry Salinas estuvo siempre acompañado por los acordes de las canciones favoritas de sus progenitores, reforzado con su participación en el coro de La iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días (mormona), donde compartía con niños especiales, sin saber exactamente qué lo diferenciaba de ellos.

“Cuando eres pequeño el que alguien sea mudo, o tenga una condición especial es una característica, yo no veía diferencias ni sabía la magnitud de la emoción de las madres que lloraban viendo a sus hijos cantar”, recuerda Salinas.

La historia de este insigne venezolano comenzó hace 22 años, cuando dio sus primeros pasos en la conformación de la Coral Integrada de la Universidad Nacional Experimental de Guayana. Allí conjugó el talento de personas regulares con las virtudes de niños y adolescentes especiales, y fue así como la magia de la música hizo de las suyas.

Más de dos décadas después son muchos los logros cosechados. La agrupación se ha convertido en referencia local, nacional e internacional. Entre los reconocimientos que ostenta figuran: Patrimonio Cultural Venezolano, Patrimonio Cultural Regional, Patrimonio Cultural de la UNEG, Orden Congreso de Angostura, Hacedores de Sueños del Rotary Club, Servidores Comunitarios, la Legión de Honor del Seniat y la distinción Premio a la Excelencia; más recientemente Salinas fue postulado en el concurso Héroe CNN que otorga el canal de noticias.

Pese a esto, el director no se considera excepcional, sino alguien que lucha por el respeto de los Derechos Humanos y la igualdad. A nivel profesional se graduó en tres carreras universitarias, Administración de Sistemas, Ingeniería en Informática y Educación, además de dos Técnico Superior Universitario, pero eso no era lo suyo, sino la música, y ser la inspiración para la ruptura de paradigmas.

“Desde que entré a la universidad la música era mi norte, lo tenía definido ya. Tuve muchos problemas, muchos inconvenientes porque era algo en lo que la gente no creía, era imposible pensar que las personas especiales podrían alcanzar la afinación de un coro profesional. Todos me decían que estaba loco, profesores de educación me preguntaban de qué planeta era yo”, asegura.

Sin embargo, Salinas recuerda que siempre estuvo claro en su vocación y “22 años después puedo decir que somos referencia mundial en la integración y la enseñanza. Yo creo que no debemos desistir de nuestras propias creencias, hay que tener fe en las cosas que hagamos y en las personas, aunque las barreras existan hay una escalinata para alcanzar lo que queremos”.

- ¿Cuál es la clave del éxito del programa de integración?
- La constancia, el amor, la dedicación, el creer y por encima de todas las cosas la mano de Dios, identificarte con el prójimo sin importar la religión. Yo tengo mucha fe en las cosas que hago y además pienso que es importante involucrar a los padres en los procesos. El niño especial siempre es especial, por eso es importante preparar a toda la familia.

- ¿Estás satisfecho con lo alcanzado?
- Hemos dado grandes pasos, pero aún nos falta mucho, el arranque ha sido hermoso, son muchas manos batiendo la mezcla. El coro ha permitido abrir muchas mentes en Venezuela.

Somos referencia mundial y es la primera vez que no pedimos permiso para implementar un método de otros países. Somos como el queso de telita guayanés que lo imitan pero no es el mismo sabor, el sistema de corales especiales lo hicimos aquí, pero la idea es que cada quien haga su queso en su país, haga su coral propia.

No queremos quedarnos con la receta mágica, creemos que Larry Salinas hay en todo el mundo, son Larry, Pedro, Luis, Julio, somos muchos que pueden hacer que la integración sea una realidad.

- ¿Cuántos niños y adolescentes han sido tocados por la música en estos 22 años?
- Uyy mi madre… más de dos mil niños, porque tenemos 12 coros en todo el país, ya tenemos niños que están por graduarse en la universidad, algunos van a ser médicos y es entonces cuando dices “valió la pena” y eso es un gran logro.

- ¿Con qué sueña Larry Salinas?
- Con que en cada país haya un coro, que cuando nazca un niño especial la gente se sienta feliz y diga “yo sé que este niño va a ser cantante, va a ser artista, va a ser referencia”.

El sueño más grande que tengo es construir una sede propia para el coro, porque queremos traer a todos los directores del mundo para prepararlos en Guayana. Creo es que posible crear espacios para que las personas especiales puedan tomar clases de canto, títeres, baile, contar cuentos, todas estas cosas.

Sueño con construir un lugar para dar clases, pero el precio a pagar será la integración de estas personas en la sociedad. A la gente le dicen que tiene cáncer, que se le acaba la vida, ¡pues no! vente a trabajar, vente a hacer cosas. Tener una enfermedad terminal es el comienzo de la vida. Allí es cuando te das cuenta que la vida tiene otro color.

Finalmente este héroe nacional reflexiona sobre una gran verdad que invita a agradecerle a la vida por todo lo que se nos da.

Amanece y dices “estoy vivo, el sol brilla más” lo que pasa es que no nos damos cuenta por la rutina diaria, hasta que nos dictan el fin y queremos vivir más. Este espacio (la coral y su sede) es para esto, es la meta que sea el templo de la perfección, del amor.

Compártelo