sexoExisten diferentes versiones sobre cuánto debe durar un hombre durante el coito. Normalmente, la erección masculina dura un promedio de siete minutos.

Sin embargo, hay algunos hombres que padecen eyaculación precoz e incluso hay otros que duran hasta 25 minutos. Sean cuales sean los gustos, estos consejos pueden ser de utilidad para conseguir una gran recompensa.

1. Dejar volar la imaginación lejos de la cama

Hay que ver el lado positivo: si el hombre llega primero al clímax hay que tomarlo como un cumplido: los juegos preliminares funcionaron bien. Una manera fácil de alargar la llegada de su clímax, lo máximo posible, es entretenerlo y mantener su cabeza distraída porque, si consigue dejar de pensar en el acto en sí, será más fácil que dure más en la cama.

2. Una distracción física

Puede ser que al hombre le cueste distraerse y pensar en otra cosa, pero no hay que preocuparse. ¿Por qué no tomar la iniciativa de hacer un break cuando él está a punto de llegar al orgasmo?

Por supuesto, no hay que parar de forma drástica, pero los movimientos pueden ser más lentos, o se pueden colocar con cariño las manos mano en su pecho para frenar un poco a la pareja.

3. La comunicación es imprescindible

Parece algo obvio, pero tener buena comunicación con la pareja puede ser clave para que las relaciones sexuales funcionen mejor. Si el hombre no sabe qué es lo que le gusta a su pareja en la cama o si esta no sabe cuáles son sus gustos, será difícil que el sexo sea genial.

Hay que tener cuidado para no herir el orgullo sexual del otro y, para ello, lo mejor es centrarse en las cosas positivas y darle algunas pequeñas pistas sobre lo que se quiere. Susurros para que vaya más lento suelen funcionar.

Si está preocupado por no durar suficiente, hay que hablar con él, tranquilizarlo y ofrecerle algún consejo amable que vaya más allá de la crítica. Es importante que no hay presiones, pues el resultado será que las cosas empeoren y la preocupación nuble su mente.

4. Gel para retrasar el orgasmo

No pasa nada si hay que pedir ayuda extra para que el sexo sea mejor. Si quieres tener una relación inolvidable, ¿por qué no lo intentas con un lubricante que retrase el orgasmo? Este tipo de geles, que puedes comprar en farmacias, actúan sobre la parte más sensible del pene y ayudan a tu chico a eyacular más tarde, incluso retrasando cinco minutos el orgasmo.

5. Probar nuevas posturas

Probar cosas nuevas siempre es algo divertido. Se puede organizar algo parecido a un maratón sexual en el que se practiquen todas las posturas deseadas. Cambiar las posiciones a la hora de mantener relaciones sexuales no solo es divertido, además puedes conseguir que el otro dure más. El breve espacio de tiempo en el cambio de postura puede servir para que él se contenga, y, quizás, la nueva posición le estimule de una manera diferente y le haga llegar más tarde al orgasmo.

6.  Aumenta la frecuencia de las relaciones sexuales

Una de las soluciones más sencillas y placenteras para que el hombre dure más en la cama es que tengan más sexo. Y es que en las relaciones sexuales también se mejora practicando. Algunos estudios demuestran que tener sexo de forma regular ayuda a que los hombres retrasen su eyaculación. Hay que recordar que la práctica hace al maestro.