Condenados implicados en muerte de madre de la actriz Ivette Domínguez

Escrito por Redacción el . Publicado en Nacionales

Compártelo

ivettedominguez21913-660x330Este sábado, fueron condenados a 30 y 23 años de prisión, Miguel Prado y Moisés Carvajal, respectivamente, por su responsabilidad en la muerte de María Valderrama, madre del diputado a la Asamblea Nacional, Jesús “Kike” Domínguez, y de la actriz, Ivette Domínguez, hecho ocurrido el pasado 23 de julio de 2011, en la población de Guanaguana del estado Monagas.

En el juicio oral y público, los fiscales 50° nacional y 2° de esa jurisdicción, Daniel Guedez y Argenis Martínez, respectivamente, ratificaron la acusación contra Prado y Carvajal por incurrir en los delitos de homicidio calificado con alevosía y robo de vehículo automotor.

Adicionalmente, durante el juicio el fiscal 1° del estado Monagas, José Rojas, ratificó la acusación contra Prado por el homicidio calificado con alevosía, en perjuicio de Richard Rojas, ocurrido el 27 de septiembre de 2009, en la citada población.

Una vez evaluadas las pruebas presentadas por los representantes del Ministerio Público, el Tribunal 5° de Juicio de Monagas dictó las referidas sentencias condenatorias contra los dos hombres, quienes permanecerán recluidos en el Centro Penitenciario Región Centro Oriental, conocido como El Dorado, ubicado en el estado Bolívar.

Prado y Carvajal fueron aprehendidos el 30 de julio de 2011 en El Furrial, municipio Maturín y en el sector Santa Rosa del municipio Acosta, respectivamente, por funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas, en cumplimiento de una orden de aprehensión solicitada por el Ministerio Público y acordada por el Tribunal 6° de Control de Monagas.

El citado día los dos hombres ingresaron a la vivienda de Valderrama, ubicada en la calle Avelino Acosta, parroquia Guanaguana, municipio Piar, y luego de cometer el homicidio se llevaron el vehículo de la víctima.

El cuerpo de la mujer fue encontrado en horas de la mañana del 24 de julio de 2011, en su casa, por funcionarios de la policía del estado y efectivos del Cuerpo de Bomberos.

Vale destacar que la responsabilidad de los hombres se logró determinar, a través de la verificación de diferentes experticias, entre ellas, huellas dactilares y telefonía.

Compártelo