De cara a Bolívar

Escrito por admin el . Publicado en Opinión

Compártelo

Francisco-Arias-CárdenasAutor: Francisco Arias Cárdenas

Fecha de Publicaciòn: 17-01-16

Recibir la sagrada confianza del pueblo expresada en un voto obliga a un ejercicio diario de autocontrol y equilibrio, para sobreponernos a las pasiones personales y centrarnos en la solución de los problemas.

Es lo que viene haciendo el presidente Maduro, lo que ha emprendido sin dilaciones el gabinete renovado y lo que nos ocupa en la gobernación bolivariana del Zulia.

La soberanía alimentaria es fundamental, y en ese sentido, estamos trabajando con el ministro del Poder Popular para Producción Agrícola y Tierras, Wilmar Castro Soteldo, cuya plena disposición y experiencia nos dan la certeza de que los logros que ha alcanzado en el estado Portuguesa los va a poder replicar en conjunto con los gobernadores bolivarianos.

El Zulia, granero de Venezuela, es un estado con un potencial extraordinario, que con algunas medidas puntuales, podrá convertirse en poco tiempo en el primer productor y exportador de carne, leche, huevos, camarones y plátanos.

Las condiciones están dadas y es lo que la responsabilidad y el compromiso con la Patria demandan: disciplina y trabajo creador.

Contrasta esta opción que los bolivarianos hemos asumido, con la de quienes, accediendo al poder, se dejan dominar por el revanchismo, y dan rienda suelta al instinto depredador.

En un momento de soberbia, niegan los avances de la Ciencia, gracias a la cual se disipó definitivamente la duda sobre los restos de Bolívar, mediante la comparación del ADN con los de sus parientes.

La reconstrucción computarizada del rostro del Libertador es una técnica ya reconocida que se ha aplicado a varios conocidos personajes históricos.

Lejos de ser una banalidad, el rostro de Bolívar que Hugo Chávez nos mostró es un aporte para el acercamiento y reencuentro de las nuevas generaciones con el genio de las Américas, del cual todos los venezolanos debemos sentirnos orgullosos.

Pierden el tiempo que deberían utilizar trabajando por el país, quienes intentan destruir lo que está vivo y sembrado en el corazón del pueblo.

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.