De las panaderías y la atroz quiebra de un país

Escrito por admin el . Publicado en Opinión

Compártelo
Bladimir Díaz BorgesAutor: Bladimir Díaz Borges
Fecha de Publicaciòn: 22-03-17

Platón fundó la filosofía preguntándose por la razón última de las cosas. No para que se usan, sino su idea, su esencia, su definición

En el caso de las panaderías, es la casa donde se hace el pan. El alimento de cada día. Con el que llenamos nuestro cuerpo, pero sobre todo, nuestro espíritu. La comunión cristiana (o no) tiene el pan y el vino como sus máximas referencias

En nuestra historia mitológica, nuestro precursor el generalísimo Francisco de Miranda es hijo, amamantado en una panadería, es el hijo de la panadera. Así, la panadería es la precursora de nuestra libertad histórica

En  la esencia de la panadería están  los ciclos naturales de producción económica.  Enlazar el ciclo lunar con la pesca o con la caza. Haber enlazado el ciclo solar con la siembra. Desde el punto de vista productivo la panadería  es el hombre mismo, que impulsó y engranó las decisiones que efectúan los agentes de la economía.

La Panadería es el piñón que engrana la cadena que conforman los  tres sectores: primario, secundario y terciario. Es la gran generadora de los flujos económicos. Es esencia de las familias dedicadas al proceso de darnos el pan nuestro de cada día. Mitigar nuestra fatiga. Unirnos alrededor de la mesa para comulgar en familia. Es la matriz donde la gerencia ha basado la capacidad de las empresas de aprender por sí mismas.

La destrucción de las panaderías obedece al ritornelo del régimen en

  1. Destrucción del país “capitalista “para parir al socialismo
  2. El robo/asalto/confiscación de las panaderías va a elevar los niveles de enfrentamiento, perfilado a
  3. quebrar, ya no el descenso, sino la psiquis anti “maduro”. Con un pro chavismo militante profundamente arraigado en el venezolano. Dando como resultado el aumento de respaldo o popularidad al Régimen
  4. Con la perdida de las panaderías estaremos ante la profundización de la crisis, de la quiebra que sin misericordia se ejecuta desde Caracas y la Habana. Pero que todas (casi) las capitales del mundo han participado. Las que no, han callado insolentes e indolentes ante la sádica y atroz barbarie del socialismo

 

Bladimir Díaz Borges

Al Generalísimo

Don Francisco de Miranda

El hijo de la panadera

Precursor de la Libertad

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.