Descubriendo a Maduro

Escrito por Redacción el . Publicado en Opinión

Compártelo

Earle HerreraAutor:  Earle Herrera

Fecha de Publicación: 19-12-17

La oposición siempre creyó que conocía a Maduro y de golpe se encontró
con que el hombre le resultaba un perfecto desconocido (nunca ha
dejado de intrigarme esta frase del desconocido que además es
perfecto). La noche en que Capriles mandó a los demás a drenar su
estado de ánimo y él se piró para Manhattan, la MUD se inventó el
apodo “Másburro” que la consolaba de sus propios corcoveos.

Lo fue abandonando cuando cayó en cuenta de que ese sobrenombre
convertía a toda la alianza en un corral de nobles brutos (otra frase
enigmática).

Maduro no salió a refutar a la derecha, antes bien, la dejó creer lo
que creía. Un dirigente de la Cuarta que se reencauchó en la Quinta
con un limpio salto de talanquera, predicó que Maduro era alguien
elemental y que, por tanto, su salida estaba cantada. Ese canto va
para un lustro, con victorias regionales, constituyentes y
municipales.

Los superdotados de la MUD les vendieron esa versión del Maduro de
salida inminente a los gringos. Estos también empezaron a dudar de que
el Maduro que le vendieron fuera real. ¿Quién es por fin el tipo?

La cosa se fue enredando. El Dakazo dejó a la oposición desnuda y en
descampado. Angustiadas comisiones se fueron a Cúcuta y Barranquilla a
buscar la partida de nacimiento del susodicho. Querían exorcizar el
fantasma antes de que creciera. Maduro agarró la mala costumbre de su
antecesor, Hugo Chávez, de ganar cuanta elección se le colocaba por
delante. A quienes lo anunciaban de salida, los arrasó en las primeras
regionales bajo su gobierno y así sucesivamente.

2017 ha sido confusión tras confusión para la derecha y el imperio. En
pocos meses el desconocido Maduro ganó la Asamblea Nacional
Constituyente, luego las regionales (con 18 gobernaciones más una) y
acaba de barrer en las municipales. ¿Quién es este tipo?, se preguntan
ahora. ¿Cómo construye sus victorias, cuando se le cree en el
subsuelo? ¿Quién nos engañó y puso a rebuznar con lo de Más burro? ¿A
qué hora mataron a Lola?

En 2018 hay elecciones presidenciales. La derecha intenta descubrir y
conocer a Maduro porque el que se inventó, no es el real que la
derrota en las calles y las urnas. Quizás cuando lo vea reelegido para
un nuevo período presidencial, empiece a descifrar el misterio, tal
vez un pelín tarde.

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.

Redacción

Adm_vini_1041