El Nuevo Camino / Lento, malo y caro

Escrito por admin el . Publicado en Opinión

Compártelo
Julio BorgesAutor: Julio Borges
Fecha de Publicaciòn: 23-07-16

Hace pocos días la ex presidenta de Movilnet, ex ministra y ex diputada del Psuv Jacqueline Farías nos volvió a “deleitar” con sus comentarios, afirmando que el servicio de Internet en Venezuela era lento porque le llegaba a mucha gente. Hay que recordar que Jacqueline se hizo famosa el año pasado durante su fallida campaña electoral para diputada, afirmando que las colas eran “sabrosas”. La indignación de la gente no se hizo esperar. Volviendo al tema de Internet, esa es la filosofía del Gobierno: con la excusa de la “masificación”, la gente debe conformarse con migajas y un pésimo servicio. Llámese escuelas públicas, hospitales, alimentos o cualquier otro servicio provisto por el Gobierno, la excelencia brilla por su ausencia. La estrategia es racionar y darle a la gente mucho menos de lo que se merece y le corresponde por mandato constitucional.

En el caso de la velocidad de banda ancha de Internet, de acuerdo a InternetSociety.org Venezuela se ubica, con un promedio de 2,23 megabits por segundo (Mbps), en la posición número 134 del mundo, de un total de 142 países medidos, solo superando a Cuba, Afganistán, Siria y los países más pobres de África.

Diversos estudios han demostrado que un aumento en la velocidad de Internet incide positivamente en el crecimiento económico de un país, generando empleo y mejorando la calidad de vida de su pueblo.

Países con vocación totalitaria, como el nuestro, ven a Internet como un enemigo, como un instrumento maligno que da posibilidades de expresión a los que disienten.
Para empeorar la situación del país el Gobierno, en vez de anunciar que mejorará el servicio y aumentará la velocidad, anuncia, a través de Cantv, incrementos astronómicos en las tarifas de servicio de Internet, en algunos casos de hasta 900%. Ahora el servicio no solo será extremadamente lento y malo, sino que será muy, muy caro.

A modo de comparación, les comento que la velocidad de banda ancha en Singapur y Hong Kong roza los 100 Mbps, 50 veces lo que tenemos acá y que en toda Latinoamérica nos superan ampliamente.

Uruguay lidera la región con un promedio de 24,3 Mbps, seguido por Chile con 15,7, Brasil con 12,7 y Colombia con 6,7.

No podemos darnos el lujo de seguir perdiendo competitividad en el ramo tecnológico. Una razón más para revocar a un Gobierno miope y retrógrado.

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.