Éxodo

Escrito por Redacción el . Publicado en Opinión

Compártelo

José CurielAutor:  José Curiel

Fecha de Publicación: 01-02-18

Podemos definir el éxodo como una migración masiva de un pueblo,
producto de un cambio catastrófico en sus condiciones de vida. Pueden
ser problemas económicos, sociales o políticos, también hechos de la
naturaleza tales como prolongadas sequías, grandes inundaciones,
carencia de alimentos y medicamentos, brutal represión.

La Biblia nos ilustra muchos casos, quizá el más significativo fue la
huida de los judíos de Egipto comandados por Moisés, para no seguir
sufriendo las penas impuestas por el faraón; quien al tratar de
perseguirlos con un gran ejército murió tragado por las aguas del Mar
Rojo.

Durante la gesta libertadora la población de Caracas, comandada por
Bolívar, huyó masivamente al Oriente para evitar su exterminio por
parte de las fuerzas realistas. Hoy, en pleno siglo XXI se produce una
emigración masiva de los venezolanos para salir de la situación de
Venezuela y tratar de encontrar nuevas oportunidades.

Se han ido empresarios grandes, medianos y pequeños, cerrando sus
negocios y aumentando aceleradamente el desempleo; se han ido
profesionales altamente calificados, especialmente médicos; se han ido
técnicos medios y últimamente se han sumado a la diáspora humildes
trabajadores.

Según encuestas provenientes de empresas calificadas, más de 4
millones de personas se fueron del país, en su mayoría jóvenes, a casi
todas las naciones del mundo. O sea que todos los esfuerzos que hizo
el Estado durante gobiernos anteriores en invertir en formación
altamente calificada de recursos humanos. Se ha ido cerca de 10% de la
población.

El gobierno ha ocasionado un daño estructural al futuro de Venezuela.
¿Ha sido esto intencional? Casi todos así lo creemos. Lo que quieren
es domesticar a la población con las cajas Clap, las infinitas colas,
una inflación acelerada y más represión a quien disienta del gobierno.

¿Hay futuro? Sí hay futuro. Tomamos de la Biblia, del libro del Éxodo,
la promesa de liberación: “Entonces Moisés se volvió a Yahveh
diciendo: Señor ¿por qué castigas a este pueblo? ¿Para qué me has
enviado? Desde que fui al faraón para hablarle en tu nombre, maltrata
al pueblo y tú no haces nada por librarle. Yahveh dijo a Moisés:
Pronto verás lo que voy a hacerle al faraón…” Tiempo después el
faraón, junto a toda su corte, desapareció en el Mar Rojo.

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.

Redacción

Adm_vini_1041