Jugada riesgosa

Escrito por Redacción el . Publicado en Opinión

Compártelo

Isaías RodríguezAutor: Isaías Rodríguez

Fecha de Publicación: 11-04-18

El “destino manifiesto” es una forma de concebir el mundo. EEUU lo tiene como credo desde su conformación como Estado. Más que el capitalismo esta es la verdadera capa ideológica para hacer unilateral su política internacional. Cualquier país que se presuma amenaza a ese destino es “su enemigo” y debe desparecerlo o someterlo por la fuerza. Son  las razones para las sanciones a China, Irán, Rusia, Corea del Norte, Venezuela o cualquier otro estado que no se someta a sus lineamientos.

Aún así, EEUU necesita socios con quienes instrumentar sus políticas. Intentó acuerdos con Rusia pero Moscú es “adversario” y el grueso del establishment norteamericano se opuso. El partido Demócrata adujo “el Rusiagate” y obstruyó cualquier convergencia. Más tarde aparecería “el caso Skripel”. Es la manera de resolver EEUU sus entuertos. Satanizó  a Rusia, acercó  Europa al Reino Unido y cree que afloja la resistencia del viejo continente.

Las potencias europeas mueven sus piezas y hacen juegos de guerra. No todas expulsan igual número de rusos. Algunas se abstienen. Europa está consciente que: 1. El mundo ya no es unipolar 2. El cambio de régimen en Iraq reforzó a Irán 3. No se redujo la autonomía de Turquía  4. Ucrania no debilitó a Rusia 5. El ascenso económico de China se mantiene 6. El acceso de Corea del Norte a su armamento nuclear sigue invariable 7. En Siria, Irán y Rusia son ganadores y  8. Trump no logra doblegar el movimiento feminista, ni disuade a sus jóvenes manifestantes contra las armas

Si agregamos que TV Channel 4 News (de Gran Bretaña) estuvo por revelar (momentos antes del supuesto envenenamiento de Skripel) que quien manipuló la elección de Trump (atribuida a Rusia) fue una empresa británica con datos de Facebook (Cambridge Analytica); si tomamos en cuenta que esto puede conllevar el desplome del “Rusiagate” y con ello altos costos políticos y diplomáticos a Washington; si partimos de que Londres y Washington sabían lo de Cambridge Analytica y Facebook, no hay duda que retirar 119 diplomáticos rusos por Inglaterra, EEUU y 16 países europeos es una apuesta  riesgosa.  Son las guerras de influencias contra la presencia de Rusia, China e Irán en un hemisferio que Washington considera parte suya desde la Doctrina Monroe.

@JulianIsaias3

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.

Redacción

Adm_vini_1041