La Colombia diminuta

Escrito por admin el . Publicado en Opinión

Compártelo
Alí Rojas OlayaAutor: Alí Rojas Olaya
Fecha de Publicaciòn: 16-02-17

Hay una Colombia grande y una diminuta.

La primera es creada por el Libertador en Angostura el 17 de diciembre
de 1819 como unión venezolana, neogranadina y quiteña.

La segunda, culturalmente antibolivariana, está anclada al virreinato
de la Nueva Granada, a los apellidos de abolengo, como es el caso de
los Lleras.

El vicepresidente colombiano Germán Vargas Lleras forma parte de ésta.

Su abuelo Carlos Lleras Restrepo fue uno de los presidentes del
Frente Nacional (1968-1974), pacto bipartidista entre liberales y
conservadores, que consistió en gobernar Colombia en forma alternada y
sucesiva sin que esto generara oposición alguna.

Esta alianza imposibilitaba la llegada al palacio de Nariño y al
congreso de terceros actores.

Alberto Lleras Camargo (1958-1962), Guillermo León Valencia
(1962-1966), Carlos Lleras Restrepo (1966-1970) y Misael Pastrana
Borrero (1970-1974) pusieron en marcha complejas dinámicas
gubernamentales: neutralizar al Partido Comunista, generar el
paramilitarismo y entregarse el monroísmo tal y como lo expresa el
canciller Julio Cesar Turbay en 1959: “los Estados Unidos tienen la
doble condición de ser nuestro más grande y poderoso vecino y la
primera potencia económica, científica y militar de los tiempos
modernos. Nos movemos en la misma órbita y con ellos compartimos
nosotros en la pequeña porción que corresponde a nuestras reducidas y
limitadas capacidades la defensa de la civilización occidental”.

A comienzos de los años sesenta muchos campesinos se acomunaban en
toparquías en regiones como Marquetalia.

En 1961 el congresista conservador Álvaro Gómez propuso acabarlas y
someterlas al control del Estado burgués.

El 27 de mayo de 1964, durante el gobierno del conservador Guillermo
León Valencia, los gringos y sus súbditos arremeten contra ella en el
marco del Plan LASO (Latin American Security Operation).

Este injerencismo se acopla con las palabras que pronunció el
presidente León Valencia días después de ser juramentado: “desde el
punto de vista de la política internacional el gobierno seguirá las
luminosas huellas de mi ilustre antecesor, que corresponden a la más
egregia tradición colombiana en esta materia. Ubicada dentro de la
organización hemisférica y del lado del mundo libre nos consideramos
dentro de la órbita de los Estados Unidos de América, como potencia
hegemónica, y hoy lo hacemos además con fervor y entusiasmo porque la
gran democracia del norte ha rectificado con nobleza, justicia y valor
indiscutibles viejos métodos imperialistas”.

Este es el país diminuto que llama venecos a los creadores de Colombia.

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.