Maduro: ¿qué te pasa?

Escrito por Redacción el . Publicado en Opinión

Compártelo

Amenhotep Planas RagaAutor:  Amenhotep Planas Raga

Fecha de Publicación: 10-01-18

Presidente Nicolás Maduro, “detén ese autobús que ya mas bien parece un ferrocarril!!!”

Maduro, voy  a escribirte como si le hablara a un presidente obrero, por Dios y el “toño de la madre (leer entre ruidos”): me estás dejando sin amigos y sin hijos por tus imposiciones y erradas políticas socioeconómicas que generan inseguridad, improductividad y deterioro en la calidad de vida dentro de Venezuela, originando con esos una gran emigración de connacionales: y eso no es patriótico ni republicano, más bien, es traición a la patria y a los venezolanos.

En mi caso, seres muy queridos ya se han ido de esta Venezuela bella, heroica y productiva antes de que Chávez llegara al poder y tu gestión la destruyera a paso de vencedores. Son cientos de alumnos formados en nuestras aulas que se nos han marchado, entre ellos: un tercio de mis hijos y 150 amigos y colegas que te puedo enumerar. Muy pocos se han ido al imperio que tanto esta revolución acusa y les gusta a todos. Esa gente es de clase media, cuando ahora todos somos más pobres.

La gran mayoría han viajado en bus a países lejanos de centroamerica o del cono sur, a llevar con sus esperanzas y conocimientos, mucho trajín y sacrificios en búsqueda de seguridad, estabilidad y calidad de vida que en tu gobierno se han perdido en el horizonte oceánico que se lleva a una gran parte de nuestros talentos.

Entiendo que por causas inexplicables por parte del oficialismo ante la opinión pública, esa sea la meta política, que los no oficialistas que se puedan marchar que se vaya para impedirles votar, que se vayan; y los paupérrimos que viven de una pensión o una misión que no les alcanza para poder viajar entonces tengan que hipotecar su dignidad para sobrevivir “encerrados y viendo salir buses y aviones con esa generación de relevo a otros países que garanticen mas futuro y posmodernidad”.

Sobran ciudades y países que marcan su crecimiento económico y su matrimonio con el desarrollo, la estabilidad y la calidad de vida de sus ciudadanos como meta social, más allá de las escatológicas ideologías maniqueistas de “derecha o de izquierda”, mal llevadas por cierto.

Puedo enumerar en orden alfabético por nombres, por apellidos, o por países que más de 150 amigos y familiares de quien te suscribe este conversar, se han marchado por las razones que el papel ahumado de tu autobús, no te deja ver: nos estamos quedando solos como una generación caduca, por no decir geriátrica en una revolución escatológica que hace que su gente joven y familias nuevas se tengan que marchar diciéndonos adiós .

Es hora de parar la meta de ese autobús y cambiar la dirección de su volante hacia la derecha, para que nuestros coterráneos continúen bien viviendo y esperanzados en una Venezuela trabajadora y de progreso, capaz de demostrar al mundo, que si podemos recuperarnos por nuestra propia cuenta mas allá de imposiciones ideológicas absurdas ante la posmodernidad. No es asunto de poder, es asunto ético del deber.

Espero que pronto, en este mismo 2018, y estemos mejor podernos re-encontrar sin tantas penurias.

Hasta luego

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.

Redacción

Adm_vini_1041