Odebrecht en Venezuela

Escrito por admin el . Publicado en Opinión

Compártelo

Stalin GonzálezAutor:  Stalin González

Fecha de Publicaciòn: 04-09-17

Mencionar a la multinacional brasileña Odebrecht es sinónimo de
corrupción en toda Latinoamérica.

Aunque la debilidad institucional y la falta de transparencia son
algunos de los mayores problemas en la región, el caso de esta
constructora va más allá, pues implica el mayor escándalo de
corrupción de la historia.

En los más de 100 casos de obras públicas, hay relación con pagos
indebidos por sobreprecios y sobornos para la asignación de proyectos,
así como el pago a funcionarios para lograr asignaciones
multimillonarias en la construcción de gasoductos, canalización de
ríos, carreteras, ferrocarriles y otras obras.

Los directivos brasileños reconocen haber pagado 800 millones de
dólares, solo en sobornos, en más de 11 países en donde esta empresa
está presente.

Estas acusaciones han derivado en investigaciones contra altos
personeros en cargos de gobierno de países como Argentina, Brasil y
Colombia, y hasta a ex presidentes, como en el caso de Perú.

Mientras, en Venezuela impresiona el absoluto silencio que ha habido
desde las instituciones del Gobierno sobre este escándalo que la
región conoce desde hace un año, sobre todo cuando es visible la
presencia de Odebrecht en obras públicas de todo el país, algunas de
ellas con un estado increíble de retraso como la línea 5 del Metro de
Caracas.

Estos 18 años de mal gobierno pueden pasar como los peores de la
historia, no solo por la incapacidad de llevar políticas, sino por
haber saqueado el período de mayor abundancia del país.

Este robo al futuro de todos los venezolanos solo lo pueden hacer con
el secuestro de las instituciones del Estado: Fiscalía, tribunales,
alcaldías y gobernaciones.

Por eso es que ellos odian a la Asamblea Nacional, como ente público
de control, además de detestar las elecciones, porque pierden sus
negocios.

Recuperar la democracia no es solo un ideal de pocos, se concreta con
la elección de servidores públicos dedicados a atender el problema de
la ciudadanía y no a llenar sus cuentas en el exterior como lo hacen
los más viles ladrones.

Por eso, desde la Asamblea Nacional y en unidad, los diputados electos
el 6 de diciembre de 2015 por la mayoría del pueblo venezolano, hemos
decidido luchar con fuerza y determinación para cumplir nuestra
función principal de ente contralor de quienes hoy ocupan el poder.

Haremos todo lo posible para que la verdad salga a la luz pública y
que todos los culpables de haber hipotecado al país cumplan su pena.

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.