Sabroso viajar al exterior

Escrito por admin el . Publicado en Opinión

Compártelo

Domingo Rangel MantillaAutor: Domingo Rangel Mantilla

Fecha de Publicación: 18-09-17

Aunque caigan en las contradicciones del mentiroso, es comprensible el
afán de quienes integran el establishment político, quienes no pierden
oportunidad para viajar al exterior: ¡Volar es sabroso, aún en tiempos
de estrecheces!

¡Más si otros pagan la factura!

Entonces poco importa el mal estado de los aeropuertos, la falta de
papel y agua en los sanitarios, las coimas que exigen funcionarios
civiles y militares. Es vital para estos privilegiados salir al
exterior cada mes, sea a La Haya, Washington o Santo Domingo.

Tal sensación de “sabrosura” explica que muchas veces los viajeros
pierdan oportunidades.

Por ejemplo, veo que un aristócrata jordano, Su Alteza Real el
Príncipe Zeid Ra’ad Zeid Al Hussein, heredero de las casas reales de
Irak y Siria, se atreve a darnos a los venezolanos, a los unos y a los
otros, lecciones de democracia… y nadie dice algo al respecto, porque
tanto los funcionarios del gobierno como los opositores que se la
pasan viajando lo llaman “Alto Comisionado”, como si fuese un dechado
de virtudes.

Eso sí, unos lo exhiben cual golpista y otros como salvador de los venezolanos.

Pero nadie lo pone en su real puesto. Su Alteza Real, el Comisionado,
fue jefe de la Policía del Desierto jordana, conocido cuerpo represor,
temido por las violaciones a los derechos humanos.

También estuvo Zeid destacado en la antigua Yugoslavia como oficial
político,. Allí se destacó por haber silenciado, como Comisionado, el
llamado “Genocidio de Srebrénica”, donde asesinaron a ocho mil
bosnios.

No obstante, ni los delegados del gobierno señalan al Comisionado como
un “bicho peor que Hitler”.

Para ellos es otro conspirador contra Venezuela, mientras que para la
MUN un oráculo a seguir… y así vamos.

En Santo Domingo, obnubilados por el viaje, los dialogantes
difícilmente conseguirán algo útil para el hombre común. Y diría
imposible, si me fijo que todos piden “condiciones previas”… ¡pero en
asuntos que solo les interesan a los políticos!, como liberar presos
de la política, cronograma de elecciones y canal humanitario para
medicinas.

Lo primero no atañe al pueblo hacinado en las cárceles comunes, lo
segundo no frena la inflación, el desempleo y la inseguridad, y lo
tercero a quien más le interesa es a los laboratorios patrocinantes.

Así estamos… sin gobierno y sin oposición seria.

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.