Soledad del referéndum

Escrito por admin el . Publicado en Opinión

Compártelo

Earle 1Autor: Earle Herrera

Fecha de Publicaciòn: 20-05-16

“Qué solos se quedan los muertos”, musita el canto lúgubre de Bécquer.

Así se va quedando el referéndum, a la luz y sombra de las marchas

convocadas en su defensa. Algunos insisten en llamar a los militantes

a lo que, más que un acto político, parece un cortejo fúnebre.

La razón es lapidaria: en la MUD, el casi íngrimo referéndum no tiene

dolientes ni plañideras.

Todo empezó cuando se prometió a las bases una vía consensuada para

salir de Maduro.

Luego se terminó en el consenso de que todas las vías eran válidas.

Esta admirable unanimidad reflejaba, paradójicamente, la falta de

unidad de criterios.

Cada cual se aferraba a su opción y no transigía por instinto de

sobrevivencia. Si se imponía la renuncia o el abandono del cargo,

Ramos Allup asumía y resucitaba AD.

Los partidos más nuevos no se la calarían.

Primero Justicia condenó “La Salida” como un fracaso para sepultar a

los radicales de una vez. Abrazó el referéndum ¡ya! porque, preso

López, la mesa le quedaba servida a Capriles.

Si coronaba, succionarían a VP. Ocurriría lo contrario si es este

partido el que impone su opción: una constituyente que haga caída y

mesa limpia, incluidos en la purga sus incómodos aliados de la MUD.

PJ picó adelante y lanzó sobre la mesa las cartas del referéndum.

A los actos para promoverlo solo asisten las bases amarillas.

Los demás partidos envían algunos dirigentes para guardar las formas,

pero de militancia, nada. No es el chavismo el que le está saboteando

la fiesta a PJ.

Se la están aguando desde adentro de la mesa. No pusieron rigor en la

recolección de firmas y, las más de las veces, pusieron rigor para que

salieran chimbas. Abortado el referéndum por triquiñuelas endógenas,

se habrán quitado de encima a un rival importante.

La pelea es de todos contra todos.

Puesto que acordaron que todas las vías para sacar a Maduro son

válidas, piensan que para salir internamente unos de otros también lo

son.

Esa guerra intestina que ya abortó el referéndum alcanza cotas de insensatez.

Preocupado, el Psuv les hace un llamado al buen juicio y a recuperar

la sindéresis si ello es posible todavía.

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.