Ellos alertaron sobre el desgaste de la OEA

Escrito por admin el . Publicado en Política

Compártelo
Hugo-Chavez-y-Fidel-Castro-635
Estos personajes de la palestra nacional han advertido sobre la caída del auge del organismo internacional, prevaleciendo la importancia de los entes internacionales independientes a Estados Unidos.
– Hugo Chávez
Desde la llegada de Hugo Chávez a la Presidencia de la República, en el año 1999, el país asumió una posición crítica frente a la Organización de Estados Americanos (OEA).
En reiteradas oportunidades planteó la salida del país del ente hemisférico y la creación de organismos alternativos formados por “pueblos libres latinoamericanos y caribeños” que dejaran atrás acciones injerencistas y decisiones influenciadas por las posturas de Estados Unidos.
Bajo este principio, y para hacer contrapeso, en 2008 Chávez impulsó la creación de la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) y en 2010 la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac).
En 2012, reflexionando con respecto a la OEA y su relación con los países de la región, desde su constitución, dijo: “Si la mayoría de nuestros países exige cambios y no hay cambios hay que acabar con la OEA… Creemos nuestros mecanismos en nuestros propios espacios políticos de unidad y de integración”. Para Chávez la organización era simplemente “un organismo desgastado, muy lejos del espíritu de los pueblos latinoamericanos”, mientras que la Celac “es un arma para la integración”. A las voces de Chávez y de Fidel Castro se sumaron las de otros presidentes de la región.
– Nicolás Maduro
El actual presidente de la República, Nicolás Maduro, ha dado continuidad a la política exterior de su antecesor fortaleciendo las organizaciones de integración emergentes como la Unasur y la Celac. Ha mantenido la postura de que “la OEA debe desaparecer porque estructuralmente está hecha para favorecer los intereses estratégicos del imperialismo norteamericano”.
Recientemente, al referirse a la defensa hecha por el actual secretario general de la organización, destacó: “Almagro no puede levantar a la OEA porque es una institución que debe morir en paz, no la quieren ni la derecha ni la izquierda”.
En esa oportunidad Maduro abogó por que Almagro sea el sepulturero de la organización.
– Evo Morales
En cuanto a la postura de la OEA frente a la disputa que por una salida marítima tiene su país con Chile, declaró que esta entidad fue “creada para defender los intereses del imperio norteamericano”.
“EEUU usa a la OEA para seguir dominando a los países de la región, defienden a gobiernos neoliberales y usan los derechos humanos”, puntualizó en diversas oportunidades.
Sobre la refundación apuntó: “O muere al servicio del imperio o renace al servicio de los pueblos”. Al comparar la organización con estructuras como la Unasur y la Celac expresó que “la integración de Suramérica es para garantizar la liberación. Antes, ¿qué nos hacían? Dominarnos políticamente desde fuera para robarnos económicamente desde adentro”.
– Fidel Castro 
Cuba fue expulsada de la OEA en 1962. El líder de la revolución cubana ha calificado a la organización de “desvergonzada” e “infame”.
En el año 2012 señaló: “Conseguimos por Internet copia del acuerdo contra Cuba. Basura pura. Se dedica a la chismografía contrarrevolucionaria. Es largo, al estilo de los del Departamento de Estado, paradigma político y jefe de la OEA. ¡Con cuánta razón (el entonces canciller cubano Raúl) Roa la llamó Ministerio de Colonias yanki!”.
Ha dicho en reiteradas oportunidades que la organización “fue cómplice de todos los crímenes cometidos contra Cuba y que, en un momento u otro, la totalidad de los países de América Latina fueron víctimas”.
– Rafael Correa 
El presidente ecuatoriano criticó la actitud de la organización durante el golpe de Estado en Venezuela el 11 de abril de 2002.
Reiteradamente ha instado a la OEA a estar en función de los nuevos tiempos. “El sistema interamericano no está al nivel de esta época”, razón por la cual debe “revolucionarse o desaparecer”.
Ha dicho que “es insalvable. Nació mal, ha vivido mal y será muy difícil enderezarla, está totalmente influenciada por el poder de los países hegemónicos”.
Asimismo, ha tildado a la institución de anacrónica. Por esta razón considera que la Celac debe reemplazarla y dejar que sirva “como un espacio para, como bloques, procesar nuestros problemas con EEUU”.
– Daniel Ortega 
En septiembre del año 2006, cuando era candidato a la Presidencia de la República, denunció que la organización estaba fraguando un plan con el objetivo de desprestigiar y deslegitimar los comicios.
Además ha calificado, en ocasiones, la estadía de los observadores electorales del bloque hemisférico como una “presencia contaminadora y manipuladora”.
Para Ortega, la OEA es un instrumento al servicio de Estados Unidos y “está muerta, es un cadáver insepulto (…), es simplemente un instrumento para ser usado contra los pueblos”.
Además, ha calificado de injerencistas a algunos representantes que han estado en Nicaragua, solicitando su retiro inmediato.

ÚN.-

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.