Gobernador Arias Cárdenas ordena una investigación a fondo por la historia de Mayerlin

Escrito por admin el . Publicado en Sucesos

Compártelo

JaimesLa historia de Mayerlin dará lugar a muchas reflexiones…

Mayerlin Gregoria Jaimes Ospino, la intendente que cedió a su novio la camioneta Tacoma propiedad del Estado para cometer fechorías, nació y creció en la bulliciosa parroquia “Venancio Pulgar”, al oeste de Maracaibo.

Allí mismo donde alcanzó notoriedad por su labor comunal.

En el cruce de La Curva de Molina…

Donde hace un poco más de medio siglo se asentaron, entre tal vez un centenar, los conocidos barrios Modelo, Carmelo Urdaneta, Guanipa Matos, Los Tres Locos, Armando Molero, La Fortaleza y Armando Reverón.

El Marite también le dicen a ese conglomerado de casi doscientas mil personas, una vieja mezcla colombo-venezolana, que no ha pasado, ni pasará desapercibida en la vida diaria de la Capital del Zulia.

Los hechos

Mayerlin está presa y su novio Nelson Barboza Fuenmayor, funcionario del Cicpc de Falcón, muerto.

La aprehensión de la delegada parroquial se produjo la tarde del anterior martes, después que  su pareja, Nelson Barboza, recién egresado de la Unes y de 23 años, detective adscrito al Cicpc subdelegación Punto Fijo, cayera abatido al enfrentar a comisiones del mismo cuerpo al que él pertenecía.

En el tiroteo, un oficial de la Policía Nacional Bolivariana (PNB), identificado como Feliciano Meléndez, de 24 años  y otro delincuente de nombre Douglas Villegas, de 35 años, apodado “El Douglas”, lograron escapar, de acuerdo al parte ofrecido a los medios.

Se ha dicho, sin confirmar, que Meléndez habría resultado herido.

La balacera se desató a la 1:30 de la tarde del martes 1 de septiembre, en la parte baja del distribuidor “Humberto Fernández Morán”, en la avenida La Limpia con circunvalación 2.

La refriega sacudió del susto a quienes se movilizan por ese transitado sector.

Se dijo que los tres delincuentes pretendían cobrar el “rescate” de una camioneta Chevrolet Silverado, gris, placas A42AR9K.

Llegaron  en una camioneta Tacoma, blanca, que tenía asignada la intendente Jaimes Ospino y abrieron fuego contra los uniformados del Cicpc, cuando procedían a realizar la entrega controlada.

Los de tres pasajeros de la Tacoma quedaron al descubierto.

“Subieron por el distribuidor con dirección hacia la zona norte, en el vehículo oficial. A la altura de la entrada de la Universidad Nacional Abierta, los bandidos perdieron el control de la camioneta y se inició el intercambio de disparos”, dijo un funcionario que solicitó el anonimato.

Doble delito

La camioneta Tacoma, color blanco, que la Intendente Mayerlin Jaimes Ospino tenía asignada para resolver asuntos inherentes a su cargo, acostumbraba a  prestársela a su pareja, el detective del Cicpc en Falcón, Nelson Barboza.

Este salía junto al oficial activo de la PNB Feliciano Meléndez, de 24 años y Douglas Villegas, de 35 años, a cometer delitos”, reveló la fuente del cuerpo detectivesco.

“Tras una ardua labor de investigación se logró determinar que en esa unidad los hampones efectuaron,  al menos, el cobro de cuatro extorsiones, siendo esta la última.

Toda vez que la División de Vehículos del Cicpc terminó por frustrar la “planificada” la tarde del anterior martes, en el distribuidor “Humberto Fernández Morán”.

“Tenían unos dos meses cobrando rescate por carros robados”, sostuvo la fuente.

El investigador detalló: “La intendente tenía conocimiento que su pareja andaba en la extorsión. A través de llamadas y mensajes de texto le pedía que se cuidara cada vez que salía a cometer sus desmanes”.

“Lo hacía por amor, pero ella bien sabía lo que el funcionario venía haciendo y con quienes se apoyaba”.

Por la extorsión de 800 mil bolívares (tras el robo de una camioneta Silverado), además de Jaimes Ospino, quien tiene aproximadamente un año ocupando el cargo público; la pareja del Pnb y el secretario de la misma Intendencia, también fueron detenidos en el procedimiento.

 Investigación

 El Gobernador Francisco Javier Arias Cárdenas ordenó una profunda investigación.

Hechos de este talante golpean el esfuerzo ético y moral que intenta hacer el Ejecutivo Regional, comentaron personalidades cercanas al mandatario.

Mayerlin Gregoria Jaimes Ospino, de quien se desconoce su trayectoria académica, llegó al cargo por recomendación de las juntas comunales.

Tenía un bajo perfil y poco intervenía en las reuniones con el Gobernador, la Primera Dama y su tren ejecutivo.

Fue llevada a tal responsabilidad, en medio del regocijo partidista, luego que el funcionario anterior cometiera hechos de corrupción en la distribución de alimentos.

Su novio muerto, Nelson Segundo Barboza Fuenmayor, se escapaba muy a menudo de sus responsabilidades en el Estado Falcón, aduciendo enfermedad y consultas médicas, siendo esa precisa circunstancia la que fue esclareciendo los hechos.

 

 UNIDAD DE INVESTIGACION / SUCESOS.-

 

 

 

Compártelo

Seguimiento desde su sitio.